Fundación

La ex-hacienda de Chichimequillas se localiza en el municipio de El Marqués, en el Estado de Querétaro y fue fundada por los monjes Carmelitas Descalzos con el fin de organizar a la manera española a los indios de la región: chichimeco-jonaces y pames.

Los Carmelitas fundaron asentamientos a lo largo del Camino Real(hoy patrimonio Cultural de la Humanidad), que conducía de las minas de Guanajuato y Zacatecas a la ciudad de México. Debido a la existencia de mantos acuíferos y escurrimientos provenientes de la sierra del Zamorano, además de bosques ricos en madera. Comenzaron con una pequeña construcción alrededor del 1690. A partir de ésta se realizaron las subsecuentes construcciones: el Mesón, en el siglo XVIII, hecho de cal y canto, y que era una posada en donde los viajeros que iban o regresaban de las minas comían, descansaban y cambiaban de animales para continuar su recorrido; y posteriormente el Molino y la Capilla (siglo XIX), junto con la presa del Carmen y el bordo La Laguna.

Para 1813 se terminó la construcción del casco, que ya entonces albergaba algunos espacios para la escuela de oficios bajo la tutela de los carmelitas.

Tiempo después, perteneciendo la hacienda a doña Teresa Peña, se anunció en remate, en abril de 1886 y años más tarde se dan los primeros conflictos entre el gobierno y los bienes de la Iglesia, hasta que finalmente la hacienda es abandonada. Hasta el momento sus terrenos sumaban ya 20 904 hectáreas. Fue expropiada con fundamento en las leyes de desamortización de manos muertas y abandonada por algún tiempo. Finalmente, hacia 1885, fue adquirida por don Remigio Noriega Lazo, natural de Asturias, hasta que con su muerte, en 1930, su esposa doña Pilar Mestas se encarga de mantenerla productiva. Su hija, doña Pilar Noriega Mestas se casa con don Salvador Amieva de la Fuente, quienes continúan trabajando la propiedad, dejándola años más tarde bajo el cuidado de sus hijos Alejandro y Remigio Amieva Noriega, quienes aún poseen la propiedad y el casco.

No se puede dejar de mencionar que esta hacienda fue visitada alguna vez por importantes personajes de nuestra historia como Don Porfirio Díaz y Don Venustiano Carranza.